La pandemia generó un impacto en las maneras de vivir de las personas, profundizando algunas necesidades de cambio en el lugar donde los argentinos eligen vivir. El mercado inmobiliario en Argentina tomó nota de esta mutación de forma tal que, según varios relevamientos privados, la demanda de casas y terrenos con espacios verdes continúa ganando espacio, confirmando una tendencia que comenzó a mediados de 2020.

Tal es así que durante buena parte del 2021, según Daniel Bryn, especialista en el mercado inmobiliario, por cada 100 personas interesadas en comprar en 2021, 63 priorizaron casas, 21 se focalizaron en terrenos y 10 optaron por propiedades horizontales o PH. Esta tendencia continúa con fuerza durante este año, ya sea por la confirmación del trabajo remoto por parte de varias compañías o por la simple necesidad de contar con espacios verdes para el esparcimiento.

En ese sentido, si bien muchas prácticas retornaron a la presencialidad, las flexibilizaciones y la consolidación de la virtualidad en muchos otros aspectos redefinieron las tendencias de demanda e impulsaron determinadas búsquedas. Así, nos encontramos siendo partícipes del auge de nuevos productos inmobiliarios con más verde, luz y ventilación, así como con espacios pensados especialmente para el teletrabajo.  

Personas como centro y la revalorización de los espacios verdes

El comienzo de la pandemia obligó a que las personas comenzaran a pasar más tiempo en sus propias casas, lo que generó un cambio completo de paradigma en el cual la persona se convirtió más que nunca en el eje central del mercado.

Según Bryn, hoy se ve que “hay más demanda de usuarios finales que de inversores”, lo cual responde a dos grandes causas: “por un lado, porque son más los que demandan un nuevo lugar para vivir, con nuevos deseos sobre esta vivienda, que aquellos que quieren invertir debido a la situación económica particular de Argentina” afirma el especialista.

En este sentido, una de las señales que marcan las preferencias del cliente inmobiliario post pandemia es el aumento en la demanda de propiedades cercanas a la costa o ríos, y viviendas con parque o áreas al aire libre. En palabras de Bryn, “el consumidor hoy prioriza más espacios verdes y abiertos, terrazas, balcones más grandes, lugares dentro del hogar para tener privacidad en los momentos de trabajo y home-office y, en muchos casos hay quienes escapan de las zonas más densas, concurridas y con muchos comercios”.

Los PH también fueron una de las propiedades más valoradas y demandadas del mercado durante 2021 ya que se asemejan a una casa, permiten agregar entrepisos o un ambiente más y uno puede encontrarlos con un presupuesto accesible. De acuerdo a un informe de Invertire, vinculado con el Real Estate, determinó que los PH son las propiedades más buscadas, especialmente aquellos que disponen de áreas que dan al aire libre. El relevamiento detectó que, actualmente, en CABA hay en venta 119.100 departamentos, 10.912 PH, 6.065 casas y 6.620 terrenos.

Terrenos y la construcción de la casa propia

Los terrenos surgieron como opciones elegidas para quienes tuvieron la posibilidad de construir desde los cimientos. Las operaciones inmobiliarias que están ligadas a la compra de terrenos vacíos y propiedades que aún no están terminadas, también conocidas como propiedades de pozo, viene en aumento desde el inicio de la pandemia.

El interés surge, principalmente, por parte de parejas jóvenes y familias que priorizaron espacios verdes o decidieron alejarse de las grandes aglomeraciones de la ciudad manteniendo la cercanía a accesos o a centros comerciales y gastronómicos.

Es esperable que la demanda de terrenos tenga un buen desempeño este año. Tanto particulares como constructores o inversores, se volcaron a la compra de lotes; ya sean los particulares para armar su casa a gusto y conforme a su estilo de vida, como los constructores o inversores para reponer lotes de las casas vendidas.

Los accesos y la importancia del estar cerca

Otro aspecto que se ha revalorizado durante esta época es la accesibilidad de una zona. Hoy en día, se encuentran en alza de demanda aquellas zonas cuya proyección de crecimiento responde a las anteriormente mencionadas.

En este caso, cobran importancia detalles como tener buenos accesos, cercanía a escuelas y hospitales y la predominancia de espacios verdes, entre otros; son los principales índices de crecimiento que tendrá una determinada zona en los próximos años.

Cada año que comienza viene con su interpretación de las nuevas tendencias aplicadas a los distintos mercados y, por supuesto, el sector inmobiliario no es la excepción. Es por eso que el desafío que debe encarar nuestra industria se encuentra ligado a mejorar permanentemente la experiencia de nuestros clientes a través de la oferta de productos más innovadores y acordes a sus necesidades, así como también el poder brindarles una asesoría cada vez más personalizada para que realmente encuentren la propiedad que están buscando.