La reestructuración post pandemia y la “vuelta a la normalidad” crearon nuevos escenarios para el mercado inmobiliario a lo largo del 2021. Estos últimos años nos dejaron una gran lección: nuestro hogar es un espacio que podemos -y debemos- disfrutar, donde hoy tenemos la posibilidad de hacer gran parte de nuestras actividades diarias: trabajar, entrenar, estudiar, entre muchas otras actividades.

Es por eso que la búsqueda por una mejor o mayor calidad de vida en lo que se refiere a las comodidades, facilidades y ubicación que elegimos para vivir fue (y es) un valor diferencial a la hora de comprar una propiedad.

Las casas, los terrenos y los PHs fueron los protagonistas: habiéndose registrado más de 10 millones de visitas mensuales a portales inmobiliarios, el mercado se mantiene optimista respecto a la recuperación en el ritmo de búsqueda.

Según Monitor Inmobiliario, por cada 100 personas interesadas en comprar, 63 priorizaron casas, 21 se focalizaron en terrenos y 10 optaron por propiedades horizontales o “PH”.

Patios, jardines y terrazas fueron los ambientes más valorados

La adaptación a las nuevas circunstancias fue la clave para definir qué y dónde comprar. La cantidad de metros cuadrados, habitaciones y ambientes fueron el centro de atención: si bien muchas prácticas retornaron a la presencialidad, las flexibilizaciones, la continuación del home office y la consolidación de la virtualidad, entre otros, redefinieron las tendencias de demanda e impulsaron las búsquedas de espacios con:

  • Sectores amplios y cómodos, de al menos 3 ambientes.
  • Sectores descubiertos o al aire libre, como jardines, terrazas o patios.
  • Bajas o nulas expensas.
  • Conectividad y cercanía a pulmones verdes, zonas recreativas y corredores gastronómicos.
  • Entrada directa o no más de 1 o 2 pisos por escalera.
  • Conexión con transporte público, autovías o avenidas.
  • Proximidad a red de ciclovías (que cobró un gran auge durante la pandemia).
  • Vista o cercanía a pulmones verdes o parques.
  • Seguridad.
  • Buena iluminación.
  • Lugares descentralizados, sin ruidos fuertes.

Casas amplias y terrenos para construir a futuro

Si pensamos en las comodidades de una casa, rápidamente nos imaginamos ambientes amplios y abiertos, como escritorios o parques, y si lo llevamos al ámbito de los terrenos, son la opción ideal para construir desde los cimientos lo que uno desea para su hogar.

Para fines de 2021 se estimó un cierre de ventas por 3.000 parcelas en el Gran Buenos Aires y cerca de 700 casas en construcción, principalmente por parte de jóvenes parejas o familias que priorizan espacios verdes o bien buscan alejarse de las grandes aglomeraciones de la ciudad manteniendo la cercanía a accesos o a centros comerciales y gastronómicos.

Lo cierto es que la búsqueda por espacios en los alrededores de CABA se ha vuelto una tendencia desde los inicios de la pandemia, y tanto las empresas como las opciones recreativas buscan cada vez más adecuarse a estas nuevas modalidades; muchas compañías por ejemplo relocalizaron sus oficinas o consolidaron 100% el home office por este motivo. Además, el mercado ve acompañado su crecimiento gracias al desarrollo de servicios como colegios, clínicas y shoppings, entre otros.

La figura central de CABA

Los PHs, por su parte, también fueron una de las propiedades más valoradas y demandadas del mercado durante 2021, principalmente por los jóvenes. De hecho, las ofertas tuvieron un promedio de más de 6 o 7 consultas más que un departamento por la misma cantidad de ambientes.

La amplitud de los ambientes, la disponibilidad de patios internos o terrazas, las bajas expensas y la conectividad y cercanía dentro de CABA fueron algunas de las comodidades más buscadas por este grupo.

Son un gran punto intermedio para quienes quieren espacios más grandes a un precio más bajo y con más independencia que un departamento o una casa en un barrio privado por ejemplo. Incluso también representan una gran opción para remodelar a gusto de acuerdo a su condición.

Barrios y localidades más buscados

La locación es otro aspecto fundamental a la hora de elegir un nuevo hogar. De acuerdo a las tendencias de compra, durante 2021 los usuarios principalmente priorizaron:

  • Conexión con transporte público, autovías o avenidas.
  • Proximidad a red de ciclovías (que cobró un gran auge durante la pandemia).
  • Vista o cercanía a pulmones verdes o parques.
  • Seguridad.
  • Buena iluminación.
  • Lugares descentralizados, sin ruidos fuertes.

No es tan fácil encontrar la aguja en el pajar, pero existen buenas oportunidades para quienes buscan combinar todos estos factores. En CABA, las búsquedas están enfocadas en Villa Crespo, Villa Urquiza, Palermo y Caballito, donde se pueden encontrar plazas y buenos espacios al aire libre, pero con una demanda mucho más significativa que en otros barrios.

Existen también alternativas en GBA Norte u Oeste, como en Escobar, Pilar, Canning, Luján o Moreno, donde los espacios cuentan con jardines o patios, y donde los ambientes son más espaciosos, aunque resignan la cercanía a la Ciudad.

Fuente: Monitor Inmobiliario

Fuente: Monitor Inmobiliario

Más que una propiedad, las personas están demandando una experiencia distinta a lo que se veía antes de la pandemia, donde uno de los mayores aspectos valorados era la cercanía con la oficina o el lugar de trabajo. Hoy, los intereses se transformaron completamente y la realidad es que, a la hora de comprar, no existen las fórmulas mágicas.  Cada quien buscará las oportunidades que más se ajusten a sus necesidades y preferencias, aunque claro está,  la amplitud y los espacios abiertos llegaron para quedarse.